Una buena nutrición y ejercicio, el “secreto” para mantenerse sanos en la vejez